Content is comming here as you probably can see.Content is comming here as you probably can see.
Identidad USEM

Misión

Misión

Unir, Orientar y Motivar a los dirigentes de empresa para que, a la luz del pensamiento social cristiano, se comprometan a su mejoramiento personal, a la transformación de su empresa y del medio empresarial, y a contribuir en la construcción de una sociedad más justa, más fraterna y más humana.

Recordemos que la USEM no puede dar a sus asociados sino lo que recibe de ellos.

La USEM que queremos...

Dirigentes de empresa: son tanto los hombres de negocio, los emprendedores y todas aquellas personas que en una empresa toman las principales decisiones o influyen directamente sobre ellas.

Pensamiento Social Cristiano: es el cuerpo articulado de principios y normas morales que debieran  regir la vida personal, familiar, empresarial y social de cada ser humano y que se han denominado la Doctrina Social de la Iglesia. Este pensamiento se encuentra contenido, sobre todo, en las enseñanzas de la Escritura y en los Documentos Pontificios.

Se comprometan: USEM pugna por que los dirigentes de empresa, hombres que cotidianamente afrontan riesgos, los asuman con decisión y congruencia entre el pensar y el hacer y se decidan a actuar con renovada firmeza en la difícil tarea de conciliar las exigencias morales y las económico – financieras.

Mejoramiento personal: Entendemos tanto el enriquecimiento intelectual a través de la adquisición o ampliación de los conocimientos requeridos para la acción, como la adquisición y fortalecimiento de las virtudes que todo empresario debe poner en práctica en su ejercicio directivo. La justicia, la fortaleza, la templanza y, sobre todas ellas, la prudencia.

Transformación de la empresa: es lograr que ésta no solamente sea el lugar en donde los hombres se ganen la vida, sino también el lugar de su superación y desarrollo personal.
Adicionalmente, también tiene que entenderse con relación a la sociedad y todos los grupos y organizaciones que la conforman.
En suma, por transformación de la empresa debemos entender el proceso evolutivo de ésta encauzado a cumplir mejor su función de servicio.

Transformación del medio empresarial: implica el conseguir que un número cada día mayor de empresas asuma su responsabilidad social. Que participen más en sus organismos representativos; que se elaboren mecanismos de concertación para la solución de problemas sectoriales  y nacionales; que se promuevan códigos y normas de autorregulación.

Y a contribuir a la construcción de una sociedad más justa, mas fraterna  y más humana: esto significa que los dirigentes de empresa hagamos lo que nos corresponda con el propósito de colaborar en la instauración de un mejor orden social y en el desarrollo de una economía que este verdaderamente al servicio del hombre.

Significa aportar nuestros mejores conocimientos y esfuerzos para crear nuevas formas de convivencia en las que la dignidad de cada hombre, aún del más modesto, sea reconocida y aceptada; en la que se reduzcan los graves desequilibrios en el ingreso; en la que la lucha de clases sea sustituida por la colaboración de todos los grupos sociales; en la que puedan ejercer su libertad y tengan oportunidades de desarrollar sus facultades, aplicar sus talentos y alcanzar su felicidad.

Visión

Visión

Ser la asociación de empresarios y dirigentes empresariales, formados a la luz del pensamiento social cristiano, que promueva el compromiso de sus asociados en la transformación de sus empresas y de su entorno, hacia la consecución del bien común.

 

 

 

 

 

 

Principios Esenciales

 


Es un ser inteligente, con voluntad libre, sujeto de derechos y deberes, con destino trascendente y, por lo tanto, dignidad eminente. Es el origen, centro y fin de toda vida social y económica.


La índole social del hombre demuestra que el desarrollo de la persona humana y el crecimiento de la propia sociedad están mutuamente condicionados.

Porque el principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana, la cual, por su misma naturaleza, tiene absoluta necesidad de la vida social. La vida social no es, pues, para el hombre sobrecarga accidental.


Es el conjunto de condiciones de la vida social que permiten y favorecen el desarrollo de los seres humanos, miembros de la sociedad.


Es la vinculación e interdependencia recíproca de las personas para la realización convergente del Bien Común.


Es el principio por el que las entidades mayores deben dejar actuar a las menores en lo que les compete, ayudarlas para que lo hagan cada vez mejor y suplirlas temporalmente si no pueden hacerlo. (Complementariedad escalonada)

Las entidades menores, por su parte, deben actuar por sí mismas en lo suyo al máximo, aceptar y aprovechar debidamente las ayudas de las entidades mayores y admitir la suplencia temporal de las mismas aun cuando no pueden o no quieren hacer lo que les compete y lo que es requerido para el Bien Común.


Es el hábito permanente de la voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde por naturaleza y por ley civil.


Es la Facultad de mandar según la recta razón, sólo se ejerce legítimamente si es un medio que busca el Bien Común, y si para alcanzarlo emplea medios moralmente lícitos. Por las deficiencias existenciales, es necesaria la autoridad; por tanto, no es privilegio sino servicio.


Los Bienes están destinados para uso de todos los hombres. Sin embargo, la propiedad privada es también un derecho, que tiene la función de contribuir al sostenimiento y al desarrollo del hombre, ya que por su misma naturaleza tiene una hipoteca social.


Es la fiabilidad mutua entre personas. Nace del conocimiento y aprecio del comportamiento responsable de cada una de ellas. Se adquiere con la verdad de sus ideas y fácilmente se pierde con la incongruencia entre lo que se dice y lo que se hace.

 

Confederación USEM, A.C. Eugenia 13 – 402 Col. Nápoles C.P. 03810 México, D.F. (55) 5669 4790 (55) 5682 1770

Este sitio se ve mejor con



Consultoria e Implementación por
Google+